¿Cómo se comercializa el amor y el romance en la sociedad mexicana?

www.laba.ws

Podríamos decir, sin temor a equivocarnos, que prácticamente todos los aspectos de nuestra vida pueden ser comercializables de algún modo, si tomamos en cuenta que todos los seres humanos, de una forma u otra, tenemos necesidades susceptibles de ser satisfechas mediante la adquisición de variados productos o servicios.

El ámbito sentimental y amoroso del ser humano no escapa a esta realidad. Ya hemos visto que la solvencia económica es uno de los puntos clave con que debe contar el hombre que pretenda conquistar a una mujer mexicana. Esto podría parecer materialista o interesado, pero no cabe duda de que, para vislumbrar un futuro prometedor junto a un hombre, la mujer debe considerar el aspecto financiero, pues ello será vital si quiere mantener apropiadamente un hogar y alcanzar la tan anhelada plenitud y prosperidad familiar.

Como en los demás países, los hombres y mujeres de México utilizan los bienes y servicios que ofrece el mercado para atraer el interés de su potencial pareja. En el Día del Amor, que se celebra cada 14 de febrero, los enamorados son compelidos a gastar en distintas ofertas: cenas en restaurantes, licores, flores, salidas al cine o al teatro, paquetes de spa, viajes o excursiones cortas, chocolates y otros dulces, prendas de vestir, perfumes, joyas… Todo con el fin de sorprender y agradar a sus parejas. Los productos son anunciados como aquello que necesitamos para ganarnos el afecto del ser amado.

En el mundo de la publicidad y el mercadeo se aprovecha el mes de febrero para presentar ofertas, paquetes y descuentos con motivo del “Mes del amor y la amistad”, incentivando aún más la adquisición de tales productos y servicios. Además, los supermercados convencionales también incentivan la compra de alimentos y licores para que las parejas preparen una cena especial en casa, una alternativa preferida por muchos. El mes de febrero es visto en México como el mes del amor, ya se ha convertido en parte de la cultura del país, y casi todos esperan que su pareja les sorprenda con detalles especiales. De no ser así, es muy probable que se sientan menospreciados.

FOLLOW US