El rol del romance en la publicidad y el marketing

PrintEl mundo de la publicidad hace uso del amor y la amistad que existe entre los seres humanos para ofrecer productos y servicios que se ajusten a una demanda de bienes y servicios que pretenden ayudar a llenar necesidades emocionales. Este aspecto del marketing puede resultar particularmente polémico, pues muchos acusan a la sociedad de consumo de promover el materialismo y dejar a un lado el amor desinteresado.

Sin embargo, también es cierto que cada persona debería saber lo que su pareja desea o necesita, y el mercado no hace más que ayudar a suplir esos deseos. Para una mujer siempre será muy placentero darse cuenta de que su ser querido la tuvo presente comprando aquello que tanto quería o necesitaba.

Los comerciantes han convertido al Día de San Valentín, y al mes de febrero en general, en la ocasión perfecta para aumentar sus ventas de flores, bombones, licores, circuitos de viajes, entradas a spas, centros de estética, cines y discotecas, así como perfumes, tarjetas, etc. Las tiendas de ropa también aprovechan la ocasión, y vemos que se disparan las ventas de ropa interior, corbatas y otras prendas en general. Este día ha llegado a ser tan emblemático para todos los negocios y locales que incluso KingNeptunes prepara actividades especiales para el Día de San Valentín; para ser disfrutadas por quienes deseen celebrarlo de una manera divertida y con la oportunidad adicional de ganar un dinero no previsto para seguir festejando después con unas merecidas vacaciones.

La publicidad hace uso de sentimientos fuertes e impactantes para promover productos y servicios. La pasión, la seducción, el enamoramiento y la atracción inmediata son conceptos que captan de inmediato la atención del público, por estar relacionados con nuestros más íntimos deseos. Las empresas buscan vincular lo afectivo con sus marcas, promoviendo que sus usuarios se “enamoren” de sus productos, y buscan crear fidelidad y compromiso a través de una efectiva comunicación con el cliente.

Muchos dueños de negocios decoran sus tiendas con motivos atractivos y alusivos al amor y la amistad, o bien buscan captar clientes al ofrecer pequeños regalos, cupones o bonos, o bien realizando sorteos. La publicidad promueve la compra de productos o servicios, vendiendo la idea de “disfrutar y compartir en pareja”. También se suele hacer alusión a los solteros que encuentran en sus productos favoritos una especie de “amor incondicional”.

Sin duda, en el mundo de la publicidad el romance es un concepto clave.

FOLLOW US