La representación del amor y el romance en los medios de comunicación mexicanos

couple-watching-tv_725x377-1360355188Los seres humanos, como entes sociales y políticos, somos susceptibles a recibir estímulos del entorno que nos rodea. Recibimos esos estímulos desde temprana edad por parte de nuestros padres y seres queridos, y luego comenzamos a recibir todo un bombardeo de información y conceptualizaciones a medida que vamos creciendo. Parte de toda esa información que recibimos desde pequeños tiene que ver con el amor, el romance, la amistad y la forma de relacionarnos. Los medios de comunicación modelan nuestra conducta al presentarnos ejemplos de cotidianidad que luego se van convirtiendo en patrones y referencias para nuestro comportamiento en diferentes situaciones.

En México, el mercado de las telenovelas es enorme. Las telenovelas sin duda ejercen un rol decisivo en modelar conductas, establecer patrones y referencias y generar expectativas sobre las relaciones que establecemos con otras personas. Asimismo, las estrellas de la farándula se convierten para muchos en ejemplos a seguir y modelos a imitar.

La televisión, el cine, la radio, la música y la literatura tradicional suelen ayudar a eternizar ciertos parámetros que condicionan los roles de género, la forma en que nos relacionamos y las conductas de pareja. Muchas mujeres anhelan encontrar a un hombre que cumpla con su visión ideal de pareja, y esa visión ideal suele ser la que está representada en el galán caballeroso de la telenovela de moda. Usualmente el romance que se desarrolla en estas producciones tiene un alto carácter melodramático, la mujer es dependiente y suele sufrir toda una serie de vicisitudes que le impiden alcanzar la felicidad junto al ser amado: la oposición de la familia, la enemistad de mujeres rivales, accidentes y hasta defectos físicos hacen parte del drama amoroso.

En términos generales, los amores en el cine y la televisión son presentados en términos ideales, y frecuentemente se omiten los defectos físicos o conductuales que sí vemos en la vida real, lo cual lleva a generar expectativas altas que difícilmente son alcanzadas en el día a día.

FOLLOW US